Precio especial únicamente para nuevas afiliaciones web.

Entrenamiento Acuático

ENTRA AL AGUA Y MUÉVETE

Entrenamiento Acuático

“Nadar no se trata de dar brazadas perfectas, por lo menos no al comienzo”, dice Jane Katz, Ed, profesor de salud y educación física de Jay College of Criminal Justice, de Nueva York, y autor del libro Nadando para una aptitud total: Un programa aeróbico progresivo. “Los nadadores nuevos deben enfocarse en entrar al agua y en moverse”.

El estilo que elijas hará la diferencia: si eres principiante puedes empezar  nadando de espalda o de lado, técnicas más fáciles. Si eres avanzado y quieres exigirte más, intenta con el estilo mariposa o libre. Lo importante, en ambos casos, es dominar la respiración.

Beneficios de la natación

  • Lejos de la gravedad, el entrenamiento acuático te convierte en un pez más además de darte muchos beneficios.
  • Sin ningún impacto en tus articulaciones mejoras tu nivel cardiovascular
  • Disminuyes tu presión arterial y con ella los niveles de colesterol.
  • La resistencia que experimentas en el agua obliga a tu cuerpo a trabajar más fuerte para completar cada movimiento
  • Tonificando los bíceps, tríceps, espalda,  pecho, estómago y músculos de las piernas.
  • Mejora el desarrollo psicomotor.
  • Relaja las tensiones musculares, elimina los dolores y libera el estrés acumulado.
  • Aumenta la flexibilidad de tu cuerpo, quema calorías y tonifica tu cuerpo.

Prepararte con muchas ganas y algunos elementos necesarios para este deporte.

Gorro de natación. Un gorro ajustado que mantenga tu cabello en su sitio, reduce el arrastre en el agua y ayuda a proteger tu cabello de los químicos de las piscinas como el cloro. Los principiantes puede utilizar los de silicona y los expertos pueden probar los de látex.

Gafas protectoras. Protegen tus ojos de la irritación y la inflamación y permiten ver con mayor claridad bajo el agua. Los transparentes son mejores para nadar bajo techo, y los polarizados con filtro UV son indispensables a cielo abierto.

Protector solar. Si vas a nadar a cielo abierto el protector solar a prueba de agua es indispensable. El sol se refleja en el agua aumentando el riesgo de quemaduras.

Botella de agua. Tu cuerpo sigue sudando mientras estás en la piscina. Toma descansos entre las piscinas que nadas para hidratarte.

 

Con cada práctica te sentirás más fuerte, rápido y confiado.

 

 

Otras noticias

Tonifica Unas Piernas Mundialistas

Pasión En Movimiento

Pasaporte Fitness

Vive una experiencia BODYTECH

Entrena con nosotros y conoce nuestras instalaciones y programas de entrenamiento.

Entreta gratis
Scroll para ver la siguiente noticia