Precio especial únicamente para nuevas afiliaciones web.

Los ‘Must’ De Las Zonas Húmedas

RECOMENDACIONES PARA EL SAUNA Y TURCO

Los ‘Must’  De Las Zonas Húmedas

Por: Juan Esteban Sánchez

 

En un mundo que no para y en el que debemos estar en constante movimiento cada día, nos vemos expuestos a situaciones que nos sobrecargan emocionalmente, nos llenan de estrés y afectan nuestro físico. Así mismo, el smog en las ciudades y desechos en el medio ambiente, contaminan nuestros cuerpos al punto de afectar nuestra piel e intoxicarla.

 

Dejar acumular estas toxinas, pueden traer problemas de salud en el futuro, así que es necesario tener un hábito détox para nuestro cuerpo que, complementado con el entrenamiento, te ayude a exorcizar todo lo malo que cargas.

 

Hacer uso de zonas húmedas equipadas con sauna y baño turco, te ayuda a desintoxicar el cuerpo, liberándolo de eso radicales libres a los que estamos expuestos. Pero, ¿sabes cuáles son los do’s y dont’s de las zonas húmedas?

 

Aquí tienes el paso a paso a seguir, antes, durante y después de ingresar a esta relajante área del gimnasio:

 

ANTES

  • Prepárate con traje de baño licrado y/o pantaloneta de baño con malla, nunca en ropa interior o prendas de algodón. Lleva sandalias de caucho (preferiblemente anti deslizantes) y una toalla de uso personal.
  • No ingreses relojes, joyas o accesorios. Algunos materiales reaccionan con el calor y podrían quemar tu piel.
  • Si ingresas después de entrenar, repósate 20 minutos antes de entrar al sauna o turco. Así evitarás que tu cuerpo reciba un cambio brusco de temperatura.
  • Dúchate con agua fría o templada.
  • Hidrátate para compensar la liberación de líquidos a la que vas a someter tu cuerpo.
  • No ingreses con el estómago demasiado lleno ni demasiado vacío. Consume un snack pequeño para no sentir agotamiento o pesadez.
  • Si padeces de alguna enfermedad crónica o cardiovascular consulta con tu médico antes de hacer uso de zonas húmedas. Así mismo, si estás en estado de embarazo o cualquier condición de salud.

 

DURANTE

  • Comienza en los asientos de abajo mientras te acostumbras al calor. Entre más alto estés, más calor sentirás.
  • Acuéstate o siéntate con los pies sobre el asiento para que todo el cuerpo permanezca a la misma temperatura.
  • No bebas líquidos durante las sesiones, pues esto impediría la desintoxicación corporal.
  • Evita hacer muchos movimientos o ejercicios mientras uses el sauna o turco, también evita entablar conversaciones, pues estas acciones cargan mucho la respiración y la circulación.
  • Mentalízate y ponte en mood détox. Cada minuto que estés dentro de las zonas, medita y libera mentalmente todas esas cargas de estrés que traes para uqe el efecto relajante se mucho mayor.
  • Demórate en cada sesión entre 10 y 15 minutos con descansos de 5 a 10 minutos entre cada una.
  • Antes de abandonar el sauna o turco, siéntate con los pies colgando nuevamente para que la circulación se adapte a la posición regular.
  • Al levantarte, hazlo pausadamente, porque si lo hace de manera súbita, la sangre puede acumularse y producir una especie de vértigo o síncope.
  • No utilices cremas, aceites o sustancias para untar. Esto evita la desintoxicación y deja residuos en las zonas.
  • No ingreses comida, ni mucho menos bebidas o sustancias sicoactivas.

 

DESPUÉS

  • Quédate unos minutos fuera del sauna o turco para enfriar las vías respiratorias. Los pulmones necesitarán aire.
  • Dúchate con agua fría (si sufres de presión sanguínea alta, que sea templada). Deja que el agua te caiga desde las extremidades hacia el centro del cuerpo, en la dirección del corazón. Esto ayuda a que recuperes el ritmo cardiovascular.
  • Es conveniente alternar las sesiones con duchas de agua fría para conseguir una vasoconstricción (contracción de los vasos sanguíneos) por la que se estimula la circulación sanguínea y se eliminan los productos de desecho de los músculos.
  • Después de estar en zonas húmedas, bebe agua o una bebida isotónica para recuperar las sales minerales perdidas con la excesiva sudoración.
  • No es recomendable tomar más de dos sesiones semanales.
  • Puedes ir a una sesión de fisioterapia o masaje deportivo para consentir tu cuerpo, relajar los músculos y terminar tu programa détox.

 

¿Conoces las diferencias?

 

SAUNA
Es seco y se encuentra revestido en madera. Entre sus beneficios, elimina toxinas en la piel, purifica el organismo, dilata tus bronquios, mejora la respiración y mejora tu ritmo cardiaco.

 

También ayuda a recuperar los músculos y el organismo después del ejercicio, reduce la celulitis y las adiposidades.

 

BAÑO TURCO

Es húmedo (vapor caliente) y está revestido en baldosa. Este acelera las funciones metabólicas, limpia los poros, es expectorante, ayuda a relajar el sistema nervioso.

 

Ten en cuenta, que este está contraindicado para las personas hipertensas o con trastornos circulatorios o cardiacos, así que recuerda realizar una consulta médica antes de comenzar a utilizarlos y padeces alguna condición de salud.

Otras noticias

Pasión En Movimiento

Dile Adiós A La Chatarra Digital

Pollo Al Vino

Vive una experiencia BODYTECH

Entrena con nosotros y conoce nuestras instalaciones y programas de entrenamiento.

Entreta gratis
Scroll para ver la siguiente noticia