🔥Afíliate ya con la 🔥GRAN PROMO MES DE LAS MADRES Y RECIBE BONO REGALO PARA MAMÁ

Personas tóxicas y cómo identificarlas

Consejos para alejarte de ellas.

Personas tóxicas y cómo identificarlas

A lo largo de la vida nos relacionamos con personas constantemente, en nuestra familia, el colegio y la universidad, la calle, nuestras relaciones amorosas, el trabajo y cualquier otro ámbito social en el que tengamos contacto con personas. Al hacer esto, creamos relaciones y lazos que pueden variar en cuanto a su intensidad según nuestro interés en cada quién.

Como todo en la vida, las relaciones interpersonales pueden ser favorables o negativas para nosotros y está en cada quien determinar que lazos deseamos mantener y los motivos para esto.

A la hora de examinar los personajes en nuestra vida, debemos aprender a diferenciar aquellas que no nos aportan de quienes sí, y es importante saber quiénes son esas personas tóxicas para poder tomar decisiones y, como sucede con las plantas que dañan un jardín, arrancarlas de raíz.

Aquí te enseñaremos como identificar a estos individuos y cómo tomar decisiones asertivas para alejarte de ellos. Verás cómo al hacerlo empezarás a crecer y encaminarte hacia tus metas.

Estos son 10 rasgos de una persona tóxica:


Siempre busca contarte o sacarte chismes: Utilizan los rumores para indisponerte con otras personas en su afán de convencerte de que ellos son mejores, aprovechando así para enaltecerse y mejorar su imagen ante ti, a costa de la de los demás.

Ej.: “Hola, por ahí te vi almorzando con Melissa, yo de ti tendría más cuidado con quien te juntas, me contaron por ahí que ella le robó el novio a su mejor amiga y le quedó debiendo dinero. Si quieres me avisas y almuerzas conmigo mejor”.

Trata de controlarte: Siempre buscan decidir sobre tus asuntos personales, y si tomas una decisión diferente a la que ellos te “aconsejan”, te juzgan y te atacan criticándote. Buscan siempre manipularte para que les des gusto y actúes como ellos quieren.

Ej.: Familiares que tratan de convencerte de no estudiar lo que deseas porque según ellos eso no sirve para nada. Queriendo que estudies lo que ellos piensan y, en algunos casos, en la universidad que quieren.

Se quejan en todo momento: Tienen talento para ver el vaso siempre medio vacío y cuando les preguntas acerca de su vida se enfocan siempre en sus problemas exagerándolo todo.

Ej.: “Estoy aburrido de mi casa, no veo la hora de irme de ahí porque no me soporto a nadie, me molestan por todo… Y si te contara del trabajo, cada vez es peor, no me lo aguanto más”.

Suelen ser groseros o antipáticos con las demás personas: Aunque cuando necesitan algo de alguien son las personas más encantadoras y halagadoras, cuando creen que una persona no “les sirve” suelen ser despectivos y antipáticos considerándolos no merecedores de su atención.

Ej.: En una oficina una persona es super amable con otra al pedirle colaboración para un proyecto, una vez este proyecto es culminado, ni el saludo le da y en casos llega hasta a hablar mal de ella.

Se hacen la victima de cada situación: Parte de este complejo es la negación para asumir responsabilidad de sus actos, sobre todo cuando las cosas no salen como esperan o se equivocan. Se ponen en una posición en la que culpan siempre a alguien más, sus compañeros, familiares, amigos, el gobierno, o incluso su pareja, y se aseguran de hacerlo saber a ellos mismos o a los demás.

Ej.: “Yo no hice nada malo, la estaba pasando muy bien, todos la estábamos pasando muy bien, pero es que tú eres muy celosa. Por andar de showcera, me dejaste en ridículo en frente de todos mis amigos y nos dañaste la fiesta, que vergüenza”.

Tienen el sarcasmo como mecanismo de defensa: Esta es una forma de mostrar la falta de empatía, una habilidad humana que te permite ponerte en los zapatos de los demás y ser considerado. Por medio del sarcasmo se burlan en tu propia cara con la excusa de que es un chiste con el fin de hacer creer que son superiores y bajar tu autoestima.

Ej.: En una reunión hacen comentarios tipo “Claro, como tu tienes TAN BUEN gusto, cuéntanos cual es tu VALIOSA opinión”.

Siempre buscan tener la razón: Aunque estén equivocados, cualquier opinión diferente a la de ellos se convierte en un conflicto o debate que tienen que ganar, basándose en argumentos inválidos o, en ciertos casos, haciendo uso de expresiones que desmeriten a la otra persona.

Ej.: “¿Tú que vas a saber de eso? Después de todo yo soy tu jefe”.

Aman el drama: Estas personas normalmente se sienten atraídas por episodios de conflicto y drama en su vida, se aburren cuando se ven presas de la rutina y comienzan a maquinar situaciones que causen este tipo de “emoción”.

Ej.: Cuando una persona en una cena familiar decide traer a colación una situación del pasado para lograr que entre familiares discutan y meterle drama genreando un conflicto que, en su parecer, hará el evento más interesante.

➡ Hablan mucho, escuchan poco: Aunque muchos sufren de inseguridades, paradójicamente son victimas del egocentrismo, buscando dominar todas las conversaciones para sentirse validados. Otro caso es cuando te preguntan algo fingiendo interés como excusa para hablar de ellos mismos.

Ej.: “¿Qué hiciste el fin de semana? Porque imagínate que yo me fui de rumba y la pasé delicioso…”

Tienen rasgos de adicción o dependencia: Tienen actitudes compulsivas hacia ciertas actividades o prácticas que no suelen ser las más sanas como el alcohol y las drogas, además de esto, buscan siempre arrastrarte o convencerte de que participes de estas por medio de persuasión, presión de grupo o psicología inversa.

Ej.: - “Venga vamos a tomarnos unas cervezas hoy”.

-   “No puedo, mañana tengo un examen”.

-          “No sea bobo, anímese y vamos un ratico solamente. No creo que usted sea un nerdo que no disfruta la vida, ¿o sí?”.

Si identificas varios de estos rasgos en algunas de tus relaciones interpersonales, estás tratando con personas tóxicas, y para tu salud mental y emocional te recomendamos sacarlas de tu vida. No es fácil, sobre todo si es alguien muy cercano, también teniendo en cuenta que estas personas suelen tener una habilidad innata para manipular a los demás y así cumplan sus deseos, pero con fuerza de voluntad y carácter, lo puedes lograr siguiendo estos consejos. No solo para alejarte de una persona tóxica, sino también para acercarte a aquellos que te ayuden a ser mejor persona:

✅ Conócete y quiérete: Mira dentro de ti e identifica que clase de persona eres y a donde quieres llegar. Una vez sepas esto con seguridad será más fácil para ti darte cuenta de situaciones que no te aportan nada, así mismo tendrás una autoestima más fuerte con la que no permitirás que otra persona trate de definirte o controlarte.

✅ Pon límites y distancia: Comienza poco a poco a ponerle límites a estas personas, pueden ser cosas pequeñas al principio, como ignorar sus mensajes o conversaciones, y así ir poniendo distancia entre ustedes.

✅ Crea nuevas relaciones: Al conocer otras personas con gustos y metas afines, será más sencillo apartarte de esas que no te aportan y así hacer esto le da a entender a la persona tóxica que no son indispensables para ti, lo que le hará buscar otra “victima”.

Aprende a decir no: Muchas veces por miedo al que dirán o en nuestro afán de “quedar bien” accedemos a actuar de forma diferente a la que deseamos y le damos gusto a las personas tóxicas. Es necesario sacudirnos de esa forma de pensar y si algo no te gusta o aporta, simplemente di NO.

Confía en tus instintos: Nuestro cuerpo siente la energía de los demás, y cuando este nos da una sensación de alerta, es por algo que quizás estamos obviando. Si una persona o situación no te da buena espina y sientes que algo no anda bien, simplemente aléjate, puedes usar una excusa para cancelar o irte temprano.

Busca un hobbie: Dedicar tu tiempo a un pasatiempo que te aporte satisfacción personal te ayudará a distanciarte de personas que no te aportan y al mismo tiempo te ayudará a enriquecer tu persona haciendo actividades que te hagan feliz junto a personas con las que compartas metas e intereses.

Sigue estos consejos y mantente alerta, una persona tóxica muchas veces viene disfrazada como un lobo con piel de oveja dispuesto a llenar tu vida con su negatividad y es importante tener la fortaleza y habilidad suficiente para no darles poder sobre nosotros.

Dicen que somos reflejo de las 5 personas más cercanas a nuestra vida, así que ojo con quién andas.

Comentarios (0)

Escribe un comentario

Otras noticias

A Cuidar Los Riñones

Lo Mejor De Mi- Ana María Muñoz

Crea Un Hábito En 21

Vive una experiencia BODYTECH

Entrena con nosotros y conoce nuestras instalaciones y programas de entrenamiento.

Entrena gratis
Scroll para ver la siguiente noticia