Nuevo BODYTECH Ensueño

Nuevo BODYTECH Ensueño

Gran lanzamiento de la nueva sede de entrenamiento en Bogotá.

5 hábitos para levantarse temprano

5 hábitos para levantarse temprano

¡Bienvenido al reto semanal de Fit! Cambia tu rutina con estos cinco hábitos para levantarte temprano.

Logra Tus Objetivos En Tiempo Límite

Logra Tus Objetivos En Tiempo Límite

10 BENEFICIOS DEL HIIT

Novenas BODYTECH: Día 3

Novenas BODYTECH: Día 3

Mini tortas de pera

La Mente, Fuente De Vida

La Mente, Fuente De Vida

¡Envejecer o mantenerte joven es una actitud que depende de ti!

Salud

Ansiedad por el dulce

Tips para evitar comer dulces por preocupación o estrés.

Por: Juan Esteban Sánchez

La ansiedad y los trastornos asociados a esta son una de las condiciones psicológicas más comunes en niños, adolescentes y adultos. Según Ximena Osorio, Psicóloga de la Universidad de la Sabana, se caracteriza por presentar pensamientos recurrentes y anticipatorios sobre situaciones negativas o incómodas, que pueden descarrilar síntomas somáticos como el antojo irracional por el consumo de azúcar, entre otros.

Este aumento de apetito por el dulce (la liberación de dopamina se ha asociado como un efecto reforzador que se encuentra en el sabor dulce de los alimentos) es un factor riesgoso al presentar la posibilidad de sobrepeso y, con ello, consecuencias metabólicas, como elevación de la tensión arterial e incremento en los niveles de cortisol (la hormona responsable de mantener la sensación de malestar y estados emocionales negativos).

Para evitar caer en esta situación, primero hay una pregunta que toda persona debe hacerse, ¿sufro de ansiedad por el azúcar?

Hay ciertas señales de alarma que puedes identificar fácilmente para saber si sufres de esto, estas son:

·         Si comes dulce cuando te sientes estresado, cansado, irritado o simplemente en un estado de incomodidad o tensión.
·         Si cuando comes dulces lo haces de manera compulsiva y no de manera pausada.
·         Si te levantas en las noches o en momentos “anormales” para comer dulce.
·      Si después de comer dulces sientes culpa.
·         Si hay momentos en los que no sabes distinguir entre antojo, hambre real o ansiedad.

Si haces check a alguno de estos puntos, lo más probable es que sufras de esta ansiedad y no estás lidiando con situaciones emocionales de la manera adecuada. Si es así, estos tips te ayudarán a controlar la ansiedad y abandonar el consumo emocional de azúcar. Síguelos y ¡adiós a la ansiedad!:

·         Desayuna: Nunca te saltes el desayuno y siempre consume una buena proteína. La proteína (huevos, avena, yogurt) ayuda a mantener unos buenos niveles de azúcar en la sangre y causa sensación de llenura por más tiempo. 

·         Ejercítate: La actividad física te ayuda a liberar las hormonas asociadas a la felicidad y bienestar, lo cual con el tiempo hace que tu cuerpo aprenda a nivelar los niveles de cortisol de manera más fácil, previniendo episodios de ansiedad. 

  ·         Bebe agua: Consumir las cantidades recomendadas de agua al día (8 vasos/2 litros en promedio), nos ayuda a manejar el apetito. Además, al mantener nuestro organismo hidratado, este se mantiene en un estado nivelado, ya que un estado de deshidratación fomenta cambios de humor. 

·         Escucha a tu cuerpo y respira: Cuando sientas este tipo de antojos, cierra los ojos y trata de identificar el origen de este. Pregúntate si realmente tienes hambre y el porqué, de este modo poco a poco podrás irte educando y conociendo tu cuerpo/mente. Concéntrate en tu respiración, inhala y exhala profundamente, una buena técnica respiratoria es una herramienta excelente para lidiar con episodios de ansiedad y estrés. 

·         Consume alimentos que combaten la ansiedad: Los espárragos, las almendras, el aguacate, los arándanos, la avena, el pavo, peces ricos en omega y ácidos grasos como el salmón y el chocolate negro (el que trae una concentración de cacao entre el 75 y el 80%) son alimentos que, incorporados en tu dieta, te ayudan a prevenir la ansiedad y a mantener un buen estado de ánimo

·         Evita consumir alimentos que inducen a la ansiedad: Cafeína, azúcar, mucha sal, los fritos y procesados, así como el consumo regular de alcohol, hacen que el cuerpo desarrolle una mayor vulnerabilidad ante la ansiedad y el consumo irracional de dulce. 

·         Identifica situaciones de estrés: Cuando sientas ansiedad por comer dulce, identifica cada aspecto de la situación que estés experimentando en ese momento, ¿te regañó tu jefe?, ¿discutiste con un ser querido?, ¿no dormiste bien?, etc. Esto te ayudará a saber la causa real de tu estrés y así empezar a tomar medidas efectivas para lidiar con esto. 

·         Carga una fruta contigo: Si en algún momento de verdad sientes que debes consumir algo, la mejor alternativa es una fruta y así evitar caer ante la tentación de comer dulces. 

·         Descansa: Dormir entre 6 y 8 horas al día, y durante las mismas horas cada día, es clave para tu salud mental. El balance emocional de las personas está ligado fuertemente al nivel de descanso, y dormir adecuadamente garantiza tener unos buenos niveles de energía durante el día. 

·         Trabaja en tu autoestima: Sentirte a gusto con quién eres y aceptarte, es clave para cultivar un estilo de vida sano, uno en el que no te permites caer ante el estrés de situaciones y en el que cuidas lo que tu cuerpo consume.


Le preguntamos a Ximena Osorio, Psicóloga de la Universidad de la Sabana con especialización en trabajo clínico y educativo de niños y adolescentes, ¿quiénes pueden sufrir esto y qué recomendaciones pueden seguir?

Según estadísticas el 20% de la población mundial puede padecer un trastorno de ansiedad en su vida. En cuanto a género, el 38% son hombres y el 62% mujeres, y se puede presentar en niños, adolescentes y adultos.

Conociendo los factores emocionales relacionados con la ansiedad, se pueden reforzar los hábitos saludables que permitan controlar la ingesta de comida dulce en este caso. Si se siguen las recomendaciones cotidianas que apliquen y aun así los síntomas o comportamientos ansiosos persisten, es necesario acudir a un profesional, un psicólogo te ayudará a encontrar la mejor manera de administrar tu parte emocional y alinearla con tu bienestar.

Comentarios (0)

Escribe un comentario
Scroll para ver la siguiente noticia